“Tuvimos serias dificultades para garantizar la seguridad de Evo, García Linera y sus ministros”, aseveró Alberto Fernández

En diálogo con Mañana Sylvestre el presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, señaló que “es una vergüenza lo que pasó en Bolivia, es una vergüenza la actitud de la OEA, la auditoría que realizó es de una endeblez importante y está absolutamente manipulada en sus resultados. Y aún así Evo había aceptado hacer nuevamente la elección… Entonces no se entiende por qué el golpe de Estado. Estamos en presencia de un presidente que luego de haber vencido, cuestionado el resultado electoral, aceptó hacer una nueva elección y frente a esa propuesta lo que encontró fue un golpe de Estado, donde se rebelaron las policías y las FF.AA.”

“Tampoco comparto lo dicho por el comunicado del departamento de Estado de EE.UU. –continuó Fernández-: no hay ningún ejército victorioso, como ha planteado el gobierno americano; no es verdad que el ejército de Bolivia haya garantizado la democracia; en todo caso la impidió”.

Fin de semana aciago
Para el presidente electo de la Argentina “fue un fin de semana aciago, porque además nadie garantiza la paz y la tranquilidad en Bolivia, hay millones de bolivianos que votaron algo y esa votación está siendo desatendida… Para el continente todo lo que pasó fue definitivamente malo. Y luego la dificultad que tuvimos para garantizar la seguridad del personal de Evo Morales, de su vice y de sus ministros…”.

“Gracias a la generosidad del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de México, Andrés Manuel López Obrador, tanto Evo Morales como su vicepresidente García Linares ya están en viaje hacia México y también están con su ministra de salud Gabriela Montaño”, destacó Fernández.

Martes 12 de noviembre de 2019