Un ejemplo de vida:A los 91 años decidió comenzar la carrera de abogacía

Compartir

Se llama Alejandro Bernardo, vive en Neuquén y ya había sido noticia cuando a los 85 años empezó el ciclo secundario y lo terminó en 2 años. Ahora a los 91, empezará a estudiar derecho en la Universidad del Comahue y lo contó en Mañana Sylvestre.

“Siempre quise saber. Tuve un gran negocio que llamó Gas Bernardo, y fue grande hasta que pensé que estaba transcurriendo demasiado allá adentro y no había completado lo que había pensado cuando inicié mi carrera, que era la secundaria. En 2007, cuando vendí el negocio me decidí a estudiar la secundaria, y una carrera de 5 años la hice en 2 años y 2 meses, con un promedio de 8,80”, comentó Alejandro Bernardo, el abuelo de 91 años que iniciará la carrera de abogacía en Neuquén.

“Primero era un don nadie, y cuando terminé el secundario me convertí en un rara avis, y ahora me he vuelto a convertir en don nadie, y me dije vamos a remover esto, y me anoté en derecho, en la Facultad del Comahue, una universidad pública. Y la primera clase la voy a tener el 17 de marzo.

Sobre su vida comentó en Radio Del Plata que vive en departamento en la ciudad de Neuquén, con una hija. Tiene un hijo que es ingeniero químico radicado en Buenos Aires, en una empresa española que tiene sede en Puerto Madero. Además tiene 6 nietos.
Consultado acerca del secreto de la longevidad, Don Alejandro comentó que todas las mañanas toma mate amargo, recetado por un médico a los 6 años cuando padeció tos convulsa.

“Como un bife, y muchas frutas, puede ser banana, manzana o pera. Vino tomo poco, hasta una vaso por día”, dijo.

Audio completo de la entrevista

Lunes 17 de febrero de 2014