“Uruguay está atado de pies y manos ante las concesiones a Botnia”, dijo Enrique Viana, fiscal de Montevideo

Compartir

El funcionario judicial oriental, hoy suspendido en el cargo, estuvo en los micrófonos de Mañana Sylvestre por Radio Del Plata, se mostró en contra de la decisión del gobierno de Mujica de dar vía libre a la pastera Botnia-UPM para que incremente su producción, y apuntó contra la acuerdo alcanzado entre Uruguay y Finlandia, que puso “condicionamientos para un futuro a largo aliento”.

“Uruguay no le puede decir que no a ese tipo de exigencias, que la empresa plantea. Si tuviera que decir Uruguay que no, por las razones que fueran, la empresa tiene a su disposición por la firma de ese tratado de declaración que fue una condición sine qua non que se produjo en 2004, previsto ante de la instalación de Botnia. Sin ese tratado de inversión entre Uruguay y Finlandia, Botnia no se instalaba en el país”, estimó Enrique Viana, Fiscal Civil de Montevideo, hoy suspendido en su cargo, en relación a la autorización que dio el gobierno uruguayo a aumentar la producción de la pastera.

“He sido separado del cargo hace unos pocos días, en ocasión de un sumario administrativo, por cuestiones que son una mera excusa para evitar que sigamos trabajando en este tema”, puntualizó.

“Si el Uruguay no accede a los pedidos de la empresa, en ese caso por el aumento de producción, la empresa tiene a su disposición por el tratado y el contrato de inversión, el derecho a una indemnización, y puede reclamarla ante los organismos internacionales privados como el CIADI o similares. Entonces el país está atado de pies y manos antes esas concesiones y si no será sometido a procesos privados internacionales donde seguramente va a ser condenado por lucro cesante, es decir lo que la empresa deje de ganar por la falta de ese aumento de producción”, comentó.

“Sucede que hoy tenemos que entender la aparición de estas grandes corporaciones como Botnia, Monte del Plata, o Aratirí, tienen una fuerza de cuasi Estados, frente a un Estado pequeño como Uruguay, por encima del propio poder que pueda tener nuestro Estado”, remarcó.

“Encima se firman este tipo de acuerdos que condicionan la voluntad de los 3 poderes del Estado de Uruguay, este tercer sujeto es quien influye mayormente sobre las relaciones entre dos países, y la historia previa queda en la nada”, agregó.

Audio completo de la entrevista

Lunes 16 de junio de 2014