“Vamos a cumplir nuestro rol y elaborar un informe que será público”, precisó Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad

Compartir

“Recorrí cada uno de los puntos de acceso y estaba identificado como defensor del Pueblo, y solamente dos de los responsables de esos puntos se identificaron, uno de ellos de apellido Gómez sobre avenida Rivadavia”, comentó sobre el defensor del Pueblo de la Ciudad Alejandro Amor, en relación a su tarea desplegada este jueves durante la represión a manifestantes en el Palacio del Congreso.

“Fuimos hasta allí aplicando el protocolo que nos da Naciones Unidas para cumplir, para controlar la cantidad de efectivos y armas dispuestas”, dijo y manifestó su sorpresa por la cantidad de efectivo instalados sobre el Congreso. “No tengo memoria de un antecedente de estas características”, deslizó y aclaró que será querellante ante la Justicia sobre los hechos vividos el jueves por el accionar de las fuerzas de seguridad y subrayó que “hay una imputación por delitos de carácter federal”.

Más allá de esto, el funcionario porteño admitió que el inicio de los incidentes se produjeron a su juicio por el accionar de un grupo de violentos encapuchados, y sin identificación partidaria que arrojaron botellas y piedras al personal de seguridad. Aunque aclaró que “se podría haber detenido a estas personas porque estaban a poca distancia, mientras que los primeros detenidos suceden 2 horas después de estos hechos”.

“En democracia las diferencias se dirimen donde corresponde, ganará quien tiene la mejor razón, pero no por la fuerza”, culminó.

Viernes 15 de diciembre de 2017