“Vamos a fabricar un nuevo modelo global con una inversión de US$540 millones” señaló Bernardo García, de General Motors

Compartir

El gerente de comunicaciones de la automotriz norteamericana destacó en Mañana Sylvestre los beneficios que en materia de balanza comercial tendrá el país a partir de la inversión en un nuevo vehículo destinado a exportación, y de un nuevo motor de avanzada tecnología.

“Esta es una inversión que se enmarca dentro del proyecto Fénix para fabricar un nuevo modelo global a finales del próximo año, que implica una inversión de US$540 millones y se suma US$270 millones adicionales para fabricar un nuevo motor. Esto implica construir una planta de motores completamente nueva, con nueva tecnología que empezará a construirse a finales de este año”, indicó Bernardo García, gerente de Comunicaciones de General Motors.

“GM apunta a cambiar a modelo de negocio de una balanza comercial deficitaria, por el tipo de vehículo que estábamos produciendo, y exportando con respecto a los que estamos importando. Ahora con el nuevo modelo global, vamos a producir un vehículo de mayor categoría, con un mayor valor agregado, y eso va a permitir cambiar la balanza comercial”, resaltó el funcionario de GM.

Por otra parte, remarcó que con la nueva planta motriz fabricada en Rosario, no solo se abasteceré de un nuevo motor al mercado local sino que “está planteada su exportación particularmente a Europa”.

El panorama local

En relación a la situación económica que atraviesa la industria en Argentina, García estimó que este año “el mercado va a estar llegando a unas 700.000 unidades en ventas, que es un número importante, si lo comparamos con la industria en principios del 2000”.

“Ha sido un año bastante complicado por la caída de las exportaciones a Brasil, el principal mercado de exportación, y eso ha generado caída de la producción. En el caso de GM tuvimos que hacer un ajuste en la producción en los días de mayo y junio, los viernes de cada de semana parábamos la producción”, indicó

En Radio Del Plata, García manifestó sus expectativas de cara al futuro del mercado a mediano plazo: “El panorama empieza a mejorar un poco, si bien en Brasil los resultados que se dieron a conocer ayer son poco alentadores, nosotros logramos estabilizar nuestra producción en dos turnos para asegurar la estabilidad laboral. Y con este ritmo producción no vamos a tener mayor inconveniente para el resto del año”.

Audio completo de la entrevista

Martes 8 de julio de 2014