Violencia en el fútbol: “La solución no aparece, y los proyectos que hay tampoco son lógicos”,refirió Oscar Ferreyra, presidente de Los Andes

Compartir

“Duele, a Hernán lo conozco, y tengo una amistad, un presidente que agarró un club que estaba por irse a la 4° categoría, sin vida, y lo dio vuelta, lo puso en primera y que tenga que irse por los violentos”, dijo Oscar Ferreyra, titular del Club Los Andes sobre la situación que vive Hernán Lewin, su par en Temperley.

En 2014, Ferreyra había ofrecido la renuncia a su cargo tras sufrir aprietes de la barra Milrayitas y disparos en su propio domicilio.

Sobre la situación de violencia latente que vive el fútbol, explicó que “lamentablemente la solución no aparece, y los proyectos que hay tampoco son lógicos. Hay un proyecto que presentaron en AFA desde el Ministerio de Seguridad, soy abogado y desde la norma se arranca con la connivencia entre dirigentes y barras y eso es un error gigantesco. Está más relacionada con meter preso a un dirigente, que meter preso a un barra”, deslizó.

“Se tienen que dar cuenta que la figura acá empieza en una extorsión o en un apriete para que el dirigente haga eso. Hoy tenemos muy pocas garantías, y agregale a esto el cuadro actual de la situación financiera que atraviesa AFA, donde los clubes no estamos cobrando o cobramos muchos menos meses de los que nos corresponden entonces ya la actividad dirigencial prácticamente se convirtió en una tarea insalubre”, consideró.
Por otra parte aplaudió la política que viene desarrollando la Aprevide, y la posibilidad de que se desarrollan más encuentros con público visitante pero advirtió del gran “negocio” que se está produciendo por el pago de protección policial.

“Se ha generado un negocio donde para jugar con 1500 espectadores, te fijan 300 policías, que salen de tu cancha y a las 2 horas están en otra cancha. Y circulan fortunas en operativos policiales”, sostuvo en Radio Del Plta.

Por último, estimó que la violencia en el fútbol no se soluciona solamente con penas, sino que se inclinó por “resocializar” a los barras, y darle la posibilidad de reinsertarse plenamente en la comunidad.

“Hay que resocializar porque el barra está dos horas en una cancha y el resto de la semana está en otro lado. Propusimos crear el área de seguridad deportiva en los municipios donde toda esta gente esté identificada y hacerlos ver el partido en un lugar, y hacerles hacer tareas comunitarias. Soy creyente en que hay que prevenir, y resocializar y no castigar porque eso no es ningún tipo de solución”, culminó.

Audio de la entrevista

Martes 25 de octubre de 2016