Volvió al primer plano

Tras la resolución parcial de la disputa con Camioneros, una figura histórica del kirchnerismo que parecía haber perdido influencia reapareció con fuerza en la escena política. Así es como el Ministro de Planificación Julio de Vido volvió a ser el gran negociador del Gobierno, fue quien tomó a su cargo el inicio de contactos con gente cercana a Hugo Moyano y se transformó en una pieza clave para destrabar el conflicto que amenazó paralizar el país.

Ahora recuperó terreno, tras perder el control del área del Transporte, al pasar a manos del nuevo Ministerio conducido por Randazzo, y volvería a ser el gran armador del andamiaje político del Gobierno de Cristina Fernández.

Viernes 22 de junio de 2012